El día que el pato Donald fue nazi.

Durante la segunda guerra mundial realmente se hizo muchísima propaganda anti nazi en los Estados Unidos. No es que hiciera falta, ya que la fama de los nazis es y era bien conocida, sin embargo se crearon nuevos tipos de propaganda para reforzar la imagen del país y para mostrar una cara aún peor si cabe de loz nazis.

Un ejemplo perfecto de la nueva propaganda se encuentra en los cómics. Lobezno salió de Canada para ayudar a USA, Namor que en aquella época era un villano, decidió que era mejor aliarse con sus archienemigos que con Alemania y por encima de todo, el héroe entre los héroes, aquel que es criticado únicamente por los que no lo conocen y uno de mis favoritos, el capitán America.
El capitán América es perfecto en cuanto a propaganda se refiere. No criminalizaba a los Nazis tanto como otras cosas, de hecho a partir de cierto punto Hitler pasa a ser secundario ante el villano Red Skull y la oranización Hydra, quitando peso a la realidad. Lo que el capitán hacía era fortalecer la imagen del pais. Analicémoslo un momento, alguien que no era nadie, un debilucho, un tio mierdas, que se convierte en un hombre rubio alto, musculoso, atractivo, inteligente, patriota, superior al resto de los humanos. :El sueño húmedo de los ideales nazis: un superhombre. EL superhombre. Y es americano. Y lo primero que nadie vio  de él fue la portada del Capitán América 1.


El sueño de los nazis golpeando a Hitler en la cara. Si hay una mejor forma de decir: "Jódete Alemania, nosotros somos los mejores" me gustaría conocerla.

Sin embargo, la pieza de propaganda anti nazi que quiero mostrar hoy es... curiosa.
Puede que haya gente que haya visto imágenes, puede que haya gente que haya oído hablar de él y piense que es falso, pero aquí está, el cortometraje de Disney en el que el pato Donald es Nazi y trabaja en una fábrica de armas: Der Fuehrer's face.


Este corto salió en 1942 y fue censurado rápidamente, estando varios años a la sombra. Aunque hay partes donde se ve que evidentemente ridiculiza o muestra de forma negativa a los nazis, la gente opinaba que ver tántas esvásticas y a Donald saludando tantísimas veces a Hitler podía llevar a la confusión a más de uno y hacer el efecto contrario.

El caso es que, a parte de alguna que otra frase que deja ver claramente las intenciones del corto y del final que hace que sea imposible no entender el significado que trataban de mostar (entre el pijama, la estatua de la libertad y la frase final no se puede ser más sutil), es un corto de lo más normal del pato Donald, si quitáramos la simbología, la gente ni se extrañaría del resto de cosas, como del hecho de trabajar en una fábrica de armas. Y si añadiéramos la canción, las esvásticas, los saludos y el final a cualquier otra aventura de Donald, obtendríamos algo peligrosamente parecido a Der Fuehrer's face.
Tal vez por eso fue censurado. Tal vez al ser un corto tan relativamente normal, al final lo que quedara fuese la misma sensación de después de haber visto cualquier aventura de Disney y ciertas ganas de estirar el brazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada