Películas: Fear and loathing in las vegas

Nombre: Miedo y asco en las vegas

Año: 1998

Director: Terry Gilliam

Protagonistas: Johnny Depp y Benicio del Toro.

Duración: 118 minutos

Sinopsis: Un periodista y un misterioso abogado que viajan en un descapotable rojo se dirigen, a través del desierto, a Las Vegas. El maletero del coche es una auténtica farmacia: dos bolsas de marihuana, 75 pastillas de mescalina, 5 hojas de ácidos y muchas otras drogas.



Hacía mucho que quería ver esta película, desconocida por demasiados y reverenciada por muchos de los que la conocen, aunque no sabía realmente de que iba.
Además una de las mejores interpretaciones de Johnny Depp con diferencia.

Se podría decir que después de verla… sigo sin saber de que va.
La mejor forma de narrar la historia de Fear and loathing in las vegas es mediante la frase que ya he puesto en la sinopsis “Teníamos 2 bolsas de hierba, 75 cápsulas de mescalina, 5 papeles de ácido súper-potente, medio salero de cocaína, una galaxia entera de todo tipo de píldoras multicolores. También una botella de tequila, otra de ron, una caja de cerveza, un frasco de éter puro y 24 poppers” y es que fear and loathing in las vegas no es una película sobre unos drogadictos, es una película sobre unas drogas, que mezcla genialidad y paranoia a partes iguales.

En un principio la historia trata sobre un periodista (Raoul Duke) que va con su abogado (Dr. Gonzo) y con sus drogas a cubrir una carrera en el desierto de nevada, pero deciden que hacerlo drogados será más divertido. Realmente decir que esa es la historia sería erróneo, porque no existe ningún hilo argumental con importancia, son simplemente dos personas drogadas en medio de las vegas, con todo el caos que conlleva.

Los veremos tener alucinaciones por el ácido, acabar destrozados por el éter, destrozar varios hoteles y atacarse mutuamente en medio de la paranoia, pero sobretodo veremos cómo era la cultura de las drogas en los años 60, que se muestra perfectamente con el monólogo de la ola:

Y eso, creo, era lo principal, esa sensación de victoria inevitable sobre las fuerzas del Mal y de lo Viejo. No en una forma mezquina o militar; no necesitábamos eso. Nuestra energía simplemente prevalecería. No tenía sentido pelear, de nuestro lado o del de ellos. Teníamos todo el impulso; estábamos montados en la cresta de una ola alta y hermosa... Y ahora, menos de cinco años después, puedes subir a la cima de una colina empinada en Las Vegas y mirar hacia el Oeste, y si sabes mirar con los ojos adecuados, casi podrás ver el punto hasta donde llegó el agua, ese lugar en el que la ola finalmente rompió y comenzó a retroceder.

Fear and loathing in las vegas es una película realmente extraña, una especie de experimento que puedes odiar o amar y que se ha hecho un hueco en la cultura popular.

Una de las imagenes más famosas interpretada por Mario y Luigi

¿Os suena? Es el capitulo de los Simpsons en el que Homer Y Ned
se casan en las vegas.

Mi puntuación: 7.00

Frases celebres:

- We can’t stop here, this is bat country! ( castellano no se traduce igual)

- Estaba en medio de un maldito zoológico de reptiles... y alguien les estaba dando alcohol a estas malditas cosas. Dentro de poco nos harían pedazos.

- Sentía que la única oportunidad ahora...era la posibilidad de que hubiésemos cometido tantos excesos...que ninguna persona con el poder de castigarnos...pudiera siquiera creerlo.

- Ahí va... Uno de los prototipos de Dios. Una especie de poderoso mutante que nunca se considero para la producción en masa. Muy extraño para vivir, y muy raro para morir
Una de las cosas que se aprende después de años de tratar con drogadictos es que puedes darle la espalda a una persona pero nunca darle la espalda a la droga, sobre todo si tienen un cuchillo afilado frente a tus ojos

Gonzo: Vaya, qué enfadado estás. Pero no hace falta que llames a la poli.
Duke: He de hacerlo. No me atrevería a dormir aquí contigo, lleno de ácido y queriéndome rajar con una navaja.
Gonzo: ¿Quién ha dicho nada de rajarte, tío? ¡Sólo quería hacerte una zeta en la frente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada